Publicado el

Las Mil Caras de la Represión.

Los meses abril y mayo son épocas primaverales de una gran actividad social, siendo esta una la causa de que prácticamente no he tenido tiempo de escribir un nuevo artículo en todo el mes. Pero de la participación de diferentes charlas-debate y Jornadas de Acción-Reflexión-Acción ha nacido el presente artículo.

La Represión es una herramienta más del Capital y el Estado, para mantener el “status quo” que beneficia a sus elites. El Poder en sus diferentes manifestaciones se ha caracterizado a lo largo de la historia por servirse de mecanismos que le permitieran perpetuarse y conservar sus privilegios de clase. Y por tanto, la finalidad básica de la represión estatal es la persecución y anulación de las personas  y las organizaciones que lo desafían. Éste cometido implica desde el control social hasta la desparación física del contrario. A grosso modo hay dos tipos de represión:

1) Represión de Baja Intensidad (RBI): No debemos identificar la represión solo con la violencia corporal. La represión también aparece vinculada con el control social y la violencia subliminal o estructural. Esta RBI se basa en el adoctrinamiento y la manipulación masivas a partir de los medios de comunicación de masas (Internet, TV, radio, cine, periódico, etc.) y educativos (colegios, institutos, universidades, etc.). Con objeto que seamos nosotros mismo nuestros propios policías y de nuestros vecinos también, es definitiva que nos auto-reprimamos. Algunos ejemplos que este tipo de RBI son:

-“Ciudadanismo”: Un ciudadano se puede definir como un proletario con mentalidad burguesa (consumista, egocéntrica, hedonista, materialista,…), es decir un componente de las clases populares oprimidas, alienadas y explotadas que se ha creído el cuento que todos no hay clases sociales y que todos vamos en el mismo barco, que cuanto más grande sea la tarta, mas migajas recibirá. En consecuencia el ciudadano es la piedra angular en que se basan las sociedades neo-fascistas actuales, pues este siempre defenderá la ley y el orden imperante pues cree que le benefician, y por tanto nunca cuestionara al Estado, ni a su sanidad jerarquizada, educación obligatoria o ni a sus Fuerzas del Orden. Puesto que como tiene acciones de bolsa, consume mercancías, cotiza a la seguridad social y vota cada 4 años el decide en que mundo vive.  Otra forma de definir al ciudadano es como un esclavo vacacionado o un hombre de bien.

 – “Felicismo”: Podríamos definir el felicismo como el Interés propio particular capitalista (yomismo). Se trata del núcleo ideológico central del ciudadanismo, dado que nos plantea como meta vital conseguir de forma individualista el triunfo burgués (consumo y dominio). Este felicismo en la mayoría de los individuos es  muy frustrante dado que en un sistema social piramidal como el actual todas no podemos triunfar… y algunos ni deseamos este tipo de triunfo.

 – Familia nuclear capitalista: Patrimonio, matrimonio y herencia como ejes vertebradotes de la propiedad privada y justificación de las aristocracias de todo tipo.

 – Vivienda privatizada: Se nos plantea como una dualidad privado (hipotecas financieras) y/o publicas (VPO), pero jamás como una necesidad comunal.

 – Alimentación Industrial: Somos lo que comemos, agricultura industrial (convencional) vs agroecológica (tradicional).

 – Estado del “Bienestar”: Sumisión a cambio de migajas: pensiones, seguridad social, ley y orden,…)

 – Educación Obligatoria. El profesor como figura de autoridad: Conductismo (castigo y premio), Homogeneidad por sexo y edad, Urbanidad, educación para la ciudadanía,…

 – Sanidad Jerarquizada: El medico como figura de autoridad: Pastillas para todo y para todos, deshumanización del paciente,…

 – Anestésicos espirituales: ONGs, Banca ética, Comercio justo, Energía limpia,…

 – Criminalización de la marginalidad. El Poder traslada el debate social  que planteamos a otros derroteros: somos violentos, antisistema, terroristas…negando nuestras ideas alternativas.

.

2) Represión de Alta Intensidad (RAI): En este tipo de represión el Poder se plantea la utilización del miedo como herramienta de control que el Estado nos inócula para su provecho, dado que el miedo nos paraliza (en psicología: inhibición de la acción). El mecanismo de este tipo de represión es convencer a la población de que enfrentarse a la “realidad” (el Estado) es imposible y el que se enfrenta a la misma es destruido. Algunos ejemplos son:

–  Estado Policial: Políticos + Leyes + Policía  = Multa.

 – Cárceles: CIE,  FIES, Centros de Menores,…

 – Desahucios

 – Operaciones Gladio (auto-atentados)

 – Golpes de Estado (España, Chile,…)

.

Generalmente el Poder utiliza la RBI, mediante el control exhaustivo de los medios de comunicación, la escuela…, la persuasión (nos comen la cabeza: consumismo, belicismo…), pero si ésta falla llega entonces la RAI, como esta pasando en la actualidad. La RAI genera más que miedo temor (demonización) ya que tiene como objetivo la coacción. Nuestros miedos nos reprimen y la violencia institucional asusta.

 A partir del 2012 hemos asistido aun aumento imparable de la represión (agresiones, detenciones, multas gubernativas, primavera valenciana…) Continuas y crecientes actuaciones del Poder del Estado capitalista, cada vez más coercitivas y violentas. Si actualmente éstos reaccionan con mayor agresividad y violencia, es sencillamente por cada vez hay más gente protestando en la calle. La respuesta (indignación+ resistencia) a los planes del capitalismo actual que generan un paro masivo, privatizaciones de servicios públicos, recortes de derechos laborales y sociales… es la represión de los aparatos del Estado: parlamento, leyes, in-justicia, policía, medios de in-comunicación, cárcel,…

Por tanto se hace necesario el dar una réplica organizada y popular. Con un objetivo fundamental: dar respuesta política a la represión (visualizarla, mostrar la solidaridad, salir a la calle). Dado que frente a los ataques del poder la única respuesta es la auto-organización, la solidaridad, el apoyo mutuo y la desobediencia civil.

Hay que luchar sabiendo que hay represión de todo tipo (RBI y RAI), y responder dotándose de mecanismos adecuados en cada caso. En primer lugar debemos aprender a convivir con el miedo (debatir, colectivizar…). Enfrentarnos al Poder llevando la “iniciativa” (actuamos con prevención, elegimos el momento y el campo de actuación,  no nos enfrentamos directamente con un poder muy superior, evitamos la provocación y el aislamiento…)

Así mismo, debemos fomentar el debate sobre la represión interrelacionando antirrepresión y anticapitalismo. La actitud y la educación (personal y colectiva) son muy importantes, así como la autoformación. Ya que los miedos personales colectivizados y verbalizados se van superando. Ya que se teme lo que no se conoce… y la misma “sociedad” se resisten a explorar otros caminos. También es importante realizar talleres de autodefensa (mejorar la autoestima, estudiar el comportamiento del “enemigo” y como afrontarlo, aprender a utilizar la fuerza del contrario…). Pero la práctica de la autodefensa debe ser realizada de manera no elitista ni dirigista, sino horizontal. Dado que a medio plazo debemos prepararnos para practicar la “desobediencia civil”.y la creación de espacios alternativos capaces de crear “contrapoder”.

.

481153_342980352478449_78653867_n

Anuncios