Publicado el

Las Falacias del Colapso Financiero.

A raíz del corralito financiero de Chipre ha vuelto a la palestra de la opinión publica nuevamente el recurrente cuento asusta viejas que merodea a nuestro alrededor (ya van 5 años) del miedo a un colapso financiero y el derrumbe del capitalismo. Siempre acompañada por una gran labor de propaganda mediática tanto por los medios de adoctrinamiento capitalista y estatales (periódicos, radio, TV, Internet, etc.), como por los diferentes partidos y sindicatos de izquierda pro-capitalistas. Pues bien, en el presente artículo me voy a dedicar de resaltar las diferentes falacias que hay alrededor de este falso colapso financiero:

1) No es una Crisis, es una Estafa y un Chantaje: Como dijo el tío Paco (Franco) antes de morir: “Esta todo atado y bien atado”. Por lo tanto aquí no hay ningún caos. Si en el 2008 se dijo que era el fin del capitalismo 5 años después este está más fuerte que nunca (económica, política y culturalmente), dado que el Capital siempre contará con el respaldo de los Estado, mientras les sea de utilidad claro está. En otras palabras, antes del surgimiento del capitalismo ya existían los Estados (Imperio Romano, Imperio Otomano,…) y en el transcurso del tiempo se adaptaron al devenir de las nuevas tecnologías y revoluciones sociales en su afán de lucha contra otros Estado, y por el control de sus propios esclavos. Adaptando el sistema económico capitalista y la dictadura parlamentaria (revoluciones liberales del siglo XIX) por su capacidad de generación de ejércitos hiper-poderosos (Ejercito de Napoleón por ejemplo). Por lo tanto mientras al Macro Estado Europeo le convenga tener a su lado a las corporaciones multinacionales y entidades financieras actuales  les proporcionará todas los “rescates” económicos que hagan falta. Dado que el mundo lo dirige el Pentágono y no Wall Street. Y finalmente una recomendación para todos aquellos que dicen que el capitalismo esta en las últimas, sólo tiene que viajar un par de días por China donde se construye una fabrica cada 2 minutos, o por la India donde cada semana se inaugura un nuevo Centro Comercial.

2) Chantaje Ciudadanista: Utilizar un mecanismo de chantaje tan burdo y débil, como es decir que si no hacemos caso a la Troika nos aplicarán un corralito donde no podremos sacar dinero del cajero y por tanto no poder ir al Centro Comercial a comprar nuestros alimentos industriales y ropas de marca, solo puede dar resultado cuando has conseguido, tras 30 años de adoctrinamiento y manipulación, una gran masa de borregos, infantilizados y aburguesados. Una gran masa cuyas únicas inquietudes son el consumismo materialista y el individualismo más hedonista (felicismo), por no hablar de su recalcitrante  ciudadanismo (miedo y amor por las leyes). Si en el punto anterior he dicho que el Capitalismo está más fuerte que nunca, no solo es porque ha aumentado de tamaño, si no porque las clases obreras y populares están más débiles que nunca (atomizadas y corrompidas). Ahora la gente ya no acude a una manifestación por miedo a que un antidisturbios le pegue un porrazo, sino que tiene miedo a que le pongan una multa. Como suele decir Miguel Amorós: “Nos llenamos el estomago, a cambio de vaciarnos el Espíritu”. Solo de este modo se puede explicar que nos puedan meter miedo a partir de este supuesto “Colapso financiero”, y lo que es más elocuente que una gran mayoría social en el Estado Español que ya no tiene nada (parados, desahuciados,…) aun tenga miedo al corralito.

Por otro lado, me gustaría recordar que una vez tu dinero sale de tu bolsillo, ya sea para ser ingresado en un banco o en forma de impuestos, deja de ser de tu propiedad para ser propiedad del banco, aunque este te dejo retirarlo dándote un falsa percepción de seguridad, o propiedad del Estado bajo la falacia de ser “dinero público”.

 

3) Economía Social Vs Ejército Imperialista: En sintonía con este chantaje ciudadanista y economicista se suele recordar a la audiencia que los sistemas económicos sociales (trueque, monedas sociales,…) y agroecológicos (huertos comunales, grupos de consumo,..) son utópicos. Pues no resulta más utópico creer que este sistema social genocida y suicida se vaya a reformar por sí solo, para trabajar por el bien común de toda la humanidad. Lo que subyace dentro de esta gran felonía es que un sistema económico basado en lo social, lo agroecológico y lo humano, es decir una economía sostenible, integral y respetuosa con el medio ambiente donde cada persona tendría que trabajar para producir su propio alimento no podría, ni querría, tener que soportar y mantener a un Ejército imperialista como el nuestro, ni tan siquiera una casta política y demás parásitos estatales y capitalistas. De ahí este miedo a que el sistema actual colapse, dado que solo mediante este sistema asesino y explotador puede mantener la existencia del ente Estatal y de las élites capitalistas.

.

4) Sí al Colapso: Este mes de diciembre coincidiendo con el supuesto fin del mundo maya, apareció por las redes sociales un curioso cartel que decía lo siguiente: “El problema no es el fin del mundo, el problema es que el mundo continué como esta”. Y yo diría más.  No se si es peor el chantajista o el chantajeado que acepta sin rechistar el chantaje. ¿Por qué tendríamos que tener miedo a este supuesto colapso?, pero si cuanto antes colapse este sistema social asesino del ser humano en todas sus condiciones (fisiológica, cultural, social y espiritual) más posibilidades tendrán las generaciones futuras de sobrevivir ante tal panorama de degradación  !!!  ¿Miedo a qué? ¿A no poder sacar dinero del cajero automático? Pero si una gran mayoría ya no podemos!!! ¿A morir de hambre? Pero a caso no esta muriendo la gente ya a causa de los recortes en sanidad, a los suicidios, a la comida basura, a la contaminación ambiental, a la destrucción de nuestros bienes inmateriales (amor, valentía, esfuerzo, empatía,…) !!!¿No será mejor morir de pie que vivir arrodillado?. No será mejor dejar que aceptar este lastimoso chantaje y vivir con un poco de dignidad el escaso tiempo que nos quede de vida. Porque como suelen decir los jornaleros andaluces ante los señoritos caciquiles que se burlan de ellos: En mi hambre mando yo. Y dejan de trabajar para el tiránico patrón y se marchan, dado que la dignidad es algo más valioso que un mendrugo de pan.

En definitiva con corralito o sin corralito, con colapso financiero o sin él, yo siempre parto del consejo de la letra de una conocida ranchera: Con dinero o sin dinero siempre hago lo que quiero.

.

durruti-frase

Anuncios