Publicado el

Si a la Navidad, pero Revolucionaria.

Una vez pasado el maremágnun navideño es hora de analizarlo desde un punto de vista anticapitalista la Navidad en toda su complejidad.

Es conocida la animadversión que desde el izquierdismo se tiene con respecto a la Navidad, sobretodo desde una clara tendencia anticlericalista burguesaLa cual se basa en repetir constantemente que toda época anterior al capitalismo eran edades bárbaras; siendo este el mejor mundo posible y la mejor sociedad deseable. Y por otro parte centrar críticas en los curas, dejando de lado la crítica al Estado (militares).

Cabe recordar que las festividades invernales o navideñas son muy anteriores a la aparición del capitalismo y al del cristianismo. Su orígenes se remontan hace unos 10.000 años, cuando desde nuestra África natal fuimos migrando a latitudes superiores pasando de regiones tropicales a climas estaciónales. Es decir pasamos de vivir en una continua primavera ecuatorial donde las temperaturas son constantes y el día y la noche dura 12 horas, a territorios europeos donde el clima pasa de calurosos veranos a fríos inviernos, y donde el día en verano dura 16 horas y en invierno solo 8 horas.

Esto generara una situación nueva de adaptación tanto física como psicológica, social y cultural. Dado que las tasas mortalidad se ampliaban en los fríos y oscuros inviernos, donde por un lado los alimentos que proporciona la naturaleza menguan y las depresiones por falta de luz solar aumentan.

Nuestros antepasados encontraron un remedio para este mal, que no fue otra cosa que la Fiestas Navideñas. Las cuales tenían varios objetivos:

1) Acumulación de alimentos para el invierno: Dado que se estableció la tradición cultural de realizar grandes festejos y comidas copiosas una vez llegado el solsticio de invierno (el día más corto del año). Se tenía la obligación de realizar una sobre producción de alimentos en verano y otoño para poder comerlos en grupo y/o familia en Navidad. De este modo se estaba preparado con alimentos de sobra una vez llegaran los fríos invernales. Dado que se genera la capacidad de generar alimentos de sobra, tanto para la Navidad como para el invierno.  Por otro lado, las comilonas de navideñas te proveen de una michelín como reserva energética portátil durante el invierno.  Además que la intercambio de bienes y alimentos con familiares o comunidades te asegura la diversidad de alimentos para el invierno. Y finalmente no hay que valorar solo el aspecto fisiológico, sino también el sentimental. No es lo mismo afrontar el invierno con depresión que con entusiasmo y la tripa llena.

2) Prevenir depresiones invernales: Se trata de evitar que un fotoperíodo corto y la mala alimentación al no disponer de frutas y verduras frescas en cantidad generaban depresiones en especial en los niños. Y por tanto se realizaban regalos de juguetes y dulces, además de iluminar las calles, plazas y casas.

3) Estimular el comercio y la vida social: Es estas épocas invernales de baja producción agrícola y de poca vida en la calle. Se fortalecía el comercio de productos típicos navideños juguetes, dulces (turrones) y otros manjares. Y las reuniones familiares (cenas) y grupales (misas, celebraciones) también facilitan el desplazamiento de personas de una comunidad a otra mejorando la convivencia y la economía de estas regiones.

.

10.000 años después estas tradiciones continúan a pesar de su asimilación por parte del Capitalismo y las jerarquías eclesiásticas corrompidas y corruptas. Algunos ejemplos de estas “actualizaciones” son las siguientes:

La paga extra de Navidad y las Cajas de Navidad: Tienen el objeto de reservarnos dinero y alimento para los días más fríos y oscuros del año.

24 de diciembre Cena de Noche Buena: Se festeja la llegada de la Navidad, es decir del nacimiento del nuevo Sol, dado que a partir del 22 de diciembre los días comienzan a alargase. Por otro lado se estimula la reagrupación familiar.

31 de diciembre Cena de Noche Vieja: Se celebra la llegada del año nuevo, es decir del nuevo ciclo estacional y solar, celebración muy similar a la de Noche Buena, además de compartir objetivos comunes.

6 de enero día de los Reyes Magos: Tiene como objeto mejorar el estado anímico de los niños regalándoles unos días de juego y de atención por parte de sus padres, abuelos y familiares.

.

Prado Esteban – “… A dar las Pascuas”

.

Por tanto a lo largo de esta disertación hemos visto como nuestros antepasados no eran ni ignorantes y ni retrasados mentales como enáltese el marxismo más recalcitrante. Sino todo lo contrario gente mucho más avispada e inteligente de lo que las nuevas religiones políticas nos hacen creer. Y por otro lado, nunca debemos olvida que ahora mismo existimos como sujetos  gracias al esfuerzo desinteresado de estos antepasado que generación en generación han ido transmitiendo su semilla genética y cultural hasta nuestra ser actual. Un culto a nuestro antepasados que muchas comunidades indígenas y rurales aun profesan; y que en nuestra cosmopolita, modernista, estatolatrica y capitalista modo de vida hemos olvidado. Pero además de no demostrar respeto por nuestros antepasados, se nos adoctrina en la burla de los mismos mediante el anticlericalismos burgues más perverso. Como dijo George Orwell: “Quien controla el presente controla el pasado; quien controla el pasado, controla el futuro.

Por lo tanto si tenemos que criticar la Fiestas Navideñas critiquemos sus apendices Capitalistas y Estatolatricas (jerarquias eclesiaticas), pero NO su funcionalidad social y cultural en si misma.  Y recuperemos y rescatemos desde un punto de vista revolucionario sus grandes virtudes socializadoras.

.

George Orwell and 1984 Quotation

.

Anuncios