Critica al Comercio Justo.

El Comercio Justo puede encuadrarse dentro de todo este gran club de anestésicos espirituales que nos ofrece el capitalismo verde. Entre los que podríamos destacar:

La Banca Ética.

 – La Energía Verde.

 – El Estado Público o del Bienestar.

 – Democracia Participativa.

Y cuyo único fin es tener adormecidos a las personas que con un mínimo de conciencia , y que se plantean diariamente que no vamos en buen camino (a diferencia de las masas aborregadas e infantilizadas). Cuando dichos sujetos debido a su práctica diaria de explotación y adoctrinamiento propio y/o inducido al prójimo siente una especie de sentimiento de culpa; tan solo deben tomarse una ración de este tipo de analgésico espiritual prefabricado y podrán dormir a pierna suelta. Sin tan siquiera plantearse opciones más revolucionarias como la desobediencia civil o no ya digamos la acción directa. Pero analicemos en concreto al Comercio Justo punto por punto:

1) El Comercio Justo no es ecológicamente justo. Dado que es contaminante y depredador del medio ambiente, ya que trasnportar tabaco, cacao, café o azúcar a 5.000 km de distancia supone un sobre coste energético de un 600% en comparación a la energía neta que sacamos como individuos al tomar dichos alimentos de lujo. Que por otra parte  fisiológicamente no nos benefician en nada (caries, cancer, obesidad). Por no hablar de los miles y miles de hectáreas de selva arrasadas para realizar grandes latifundios “ecológicos” para disfrutar de dicho néctar sagrado y justo.

.

2) El Comercio Justo es capitalismo en estado puro: El capitalismo se basa en la mercantilización de la realidad, es decir en transformar en mercancía a todo las cosas (incluyendo a los seres humanos), para posteriormente darles un valor de mercado (mercancía).Y el comercio justo es el caballo de Troya perfecto para difundir esta ideología alrededor del mundo, como lo fueron /y son) los misioneros.

.

3) El Comercio Justo en paternalista y autoritario: Se basa en decirles a los pueblos indígenas que con su economía comunitaria y tribal no basta, que con su agricultura basada en la soberanía alimentara no es suficiente. Que tienen que sobreexplotar a la Pachamama para tener excedentes y poder ofrecérnoslos a precio “justo” a para que los pijos del 1º Mundo puedan tomar café sin tener remordimientos de conciencia. Sin olvidar que el sistema de agricultura latifundista e hiper-productivo ha sido impuesto a sangre y fuego durante siglos mediante la opresión y la represión a la comunidades indígenas desde nuestra querida e imperialista Europa y ahora nos gustaría darle un lavado de cara. Y por muy justos y ecológicos que sea el Comercio Justo, no es más que un caballo de Troya con el que introducir la ideología capitalista dentro de las comunidades indígenas. Sin olvidar como caritativamente les ponemos colegios occidentales a los “tontos” e “ignorantes” pueblos indígenas.

.

En fin, como decía mi abuelo: Allá cada cual con su conciencia. Yo personalmente me esfuerzo día a día por no tomar estos productos manchados de sangre. Y de tomarlos, me gusta consumir los más baratos, dado que al enemigo ni agua y al capitalismo ni un céntimo de más de los que nos imponga. Y cada vez que los saboree quiero sentir como mi lado más revolucionario me insulta, haciendo sentir mal, muy mal… evitando que me duerma.

9788499183695-Blanco_Bueno_Busca_Negro_Pobre-Gustau_Nerin-CoverWeb

9788496735569-g

Imagen1

Anuncios