Publicado el

Incendios forestales y Capitalismo.

Ayer hablando con un amigo salio el tema del incendio forestal que asola la tierra valenciana. Comenzaron debatiendo quien era el responsable del incendio, que si el operario que lanzó unas cuantas chispas con la radial que si un agricultor quemando unos rastrojos. A lo que yo respondí: “El problema radica en la desaparición del mundo rural, sin agricultores y pastores que limpien el bosque, es como tener un barril de gasolina a la espera de una chispa. Un bosque sin herbívoros es una concentración de resto vegetales dispuesto para incendiarse. Y más cuando estos restos son de monte bajo y pinos, especies pirófilas que se reproducen a partir del fuego. Replantar bosque con pinos es una temeridad, dejar que el bosque crezca sin control otra. Pero quizá destruir el mundo rural y los bosques sea una herramienta del sistema para tenernos a todos metidos en ciudades prisión donde esclavizarnos mejor.”

 Pero analicemos punto por punto las causas de este incendio forestal:

1) Los bosques de pinos que contemplamos en el levante ibérico son artificiales: Es decir son fruto de las grandes reforestaciones de pinos iniciada por el Régimen militar franquista en 1940 y finalizada por la actual Tiranía partitocrática en 1987. Y donde solo se reforestaba por cuestiones productivistas con el fin de conseguir materias primas madereras baratas y rápidas, dado que un pino solo tarda unos 15 años en crecer completamente, frente a los 100 años de una carrasca.

2) Los pinos son especies pirófilos: Dado que su estrategia de reproducción se centra en la propagación de su familia vegetal mediante el fuego. Por un lado reseca el suelo y lo cubre de pinaza (restos de hojas) y resina muy inflamable. Y por otro lado, una vez surge la chispa de inicio del incendio, bien por un rayo o por origen antrópico (humano) las llamas se propagan rápidamente, al alcanzar éstas las piñas (fruto reproductor) estas salen despedidas envueltas en llamas extendiendo además de sus semillas el incendio. Esta técnica de reproducción se basa en la destrucción de competencia vegetal mediante el fuego. Y por tanto sembrar las montañas mediterráneas solamente con esta especie es un despropósito.

3) El mundo rural ha desaparecido: A causa del desarrollismo industrial y la revolución verde implantados forzosamente por el Régimen capitalista durante todo el siglo XX, el mundo rural fue destruido mayoritariamente por la despoblación, dada la emigración masiva a las grandes ciudades industriales. Esta despoblación ha provocado la falta de agricultores y ganaderos que mantengan “limpio” el bosque, es decir que evitaran la acumulación de residuos vegetales y pinaza, y de esta manera impedir la acumulación de combustibles incendiarios.

4) Ecosistemas desequilibrados: Como hemos visto en el punto uno, los bosques actuales son bosques “artificiales” y por tanto totalmente bizarros. Cabe recordar los componentes de la cadena troficas de un bosque:

Vegetales: A partir de minerales, agua y luz solar generan alimento para si y para el resto de seres vivos del ecosistema.

Herbívoros: Se alimentan de los vegetales evitando por tanto su acumulación que provocarían graves incendios forestales.

Carnívoros: Se alimentan de los herbívoros y de este modo se impide que los herbívoros acaben con todos los vegetales.

Saprofitos: Se alimentan de la materia orgánica muerta (restos de los vegetales, herbívoros, carnívoros y saprofitos). Transformándola en minerales de los cuales los vegetales puedan alimentarse.

Pues bien en estos bosque artificiales ya no hay ni carnívoros superiores (lobos, osos) a excepción de unos pocos hombres (cazadores) y muy pocos herbívoros (algunos conejos, ciervos y cabras salvajes). Lo que fomenta la acumulación masiva de matorrales y pinos sin ningún tipo de control. A la espera de la caída de un rayo o un a chispa de origen humano (cables de alta tensión, pirómanos, mafias, irresponsables,..)

.

¿Y quien se beneficia de todo esto?

A medida que se deteriora el medio ambiente más dependiente nos volvemos del Estado capitalista. En otras palabras, a medida que el mundo rural, los agricultores y los bosques desaparecen más esclavos del capitalismo agroindustrial. Más gente tendrá que emigrar de modo forzado a la grandes Ciudades Prisión donde la degradación del ser humano es completa tanto a un nivel económico, como social, cultural y espiritual.

Destruyendo los lazos de unión con la Naturaleza nos convertirán cada vez más en robots sin alma. Imponiendo su visión de que la Naturaleza es caos y el Estado orden, cuando realmente se trata de una Naturaleza degradada y artificial, programada para incendiarse cada 10 ó 15 años, como hemos visto en los puntos anteriores. Cuando las máximas cuotas de eficiencia y orden se dan en los ecosistemas naturales, dado que en la Naturaleza la tasa de reciclaje es del 100%.

.

¿Y que podemos hacer?

En primer lugar compartir esta información, y posteriormente participar en reforestaciones de flora autóctona como carrascas, robles y/o encinas. Además de promocionar cualquier tipo de huerto o jardín urbano autogestionado intentado convertir esta Ciudades Prisión en lo más parecido a un bosque. Y esto solo para empezar….

.

 

Anuncios